Home / Noticias  / Guatemala  / Exvicepresidenta de Guatemala sigue en la mira

Exvicepresidenta de Guatemala sigue en la mira

Se vincula a Roxana Baldetti a otro caso de corrupción

... (Emisoras Unidas)

Roxana Baldetti enfrenta nuevo juicio en caso de corrupción. (Emisoras Unidas)

Roxana Baldetti, la expresidenta de Guatemala acusada penalmente por el caso de corrupción conocido como La Línea, ahora enfrenta un segundo juicio. Esta vez por “la fórmula mágica”, un supuesto químico que debía limpiar la contaminación del lago de Amatitlán, por el que se pagó millones de dólares, y que sólo era agua de mar. Por este caso, quedó ligada a proceso el jueves pasado, 10 de marzo.

El lago “condenado a morir”

El 20 de enero de 2013, el diario guatemalteco Prensa Libre publicó una noticia titulada: “El lago de Amatitlán está condenado a morir”. El texto narraba las declaraciones de Edvin Ramos, director de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (Amsa). Preocupado, Ramos, dijo que en menos de 25 años, se convertiría en un pantano.

“El lago tenía una profundidad de 33 metros, y ahora tiene unos 18 metros y cada año se pierde más o menos uno de profundidad”, afirmó el entonces director de Amsa. En la misma publicación, la expresidente Roxana Baldetti contrastó: “para el 2013 se ha pedido a los ministerios de Energía y Minas y de Ambiente ser más drásticos en la autorización de licencias a las industrias, debido a que figuran como las mayores responsables en la contaminación”.

Tres años después de esa noticia, ambos, ahora con el prefijo ex acompañando sus cargos, se encontrarían acusados por un fraude cuyo supuesto objetivo era limpiar y devolverle la vida a Amatitlán.

A finales de febrero de 2016, 14 personas, entre ellos el hermano de la exvicepresidenta, Mario Baldetti, fueron detenidas por los delitos de asociación ilícita, fraude, cohecho activo, tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito. También se arrestó a los representantes legales de M. Tarcic Engineering, Ltd, la compañía que ofreció resultados casi increíbles.

Y el jueves, un tribunal de Guatemala, ligó a proceso a los acusados por los delitos de fraude, asociación ilícita y tráfico de influencias. Una investigación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y la Fiscalía Especial Contra la Corrupción (FECI) determinó que Baldetti usó su poder como vicepresidenta para desginar a personas en puestos clave, los cuales permitirían adjudicar un millonario contrato para “limpiar” el lago de Amatitlán.

Los inicios del millonario contrato de limpieza

Todo inició cuando, en 2014, un estudio realizado por la Amsa se utilizó para iniciar un proceso de limpieza en el lago. El Río de Villalobos, que es su mayor afluente, también es uno de los desagües del área metropolitana de Ciudad de Guatemala y cada año, los residuos domésticos e industriales representan 500 mil metros cúbicos de sedimentos.

Con el argumento de salvar el lago, se orquestaba una estafa. Se habló de una “fórmula mágica” diseñada por un israelí. Debía dar resultado en poco tiempo. Pero las sospechas de que algo estaba mal, no tardaron en llegar. En noviembre de 2014, el Gobierno adjudicó un primer contrato a la empresa M. Tarcic Engineering, Ltd por 22.8 millones de quetzales para la limpieza del lago.

Compraron 23 mil litros del misterioso líquido.

“La fórmula mágica” había sido diseñada por un científico cuestionado en Israel, Hanan Elraz. Otros productos desarrollados por él fueron prohibidos por el Ministerio de Salud de su país. Otro, utilizado para limpiar el derrame de pétroleo en el Golfo de México, tampoco dio resultados.

Pero Roxana Baldetti insistió en la compra. Incluso, en marzo de 2015 convocó a medios de comunicación en Amatitlán e intentó explicar cómo funcionaba la “fórmula mágica”. “El agua no huele mal”, dijo luego de meter su mano al lago.

Presentes en esa actividad estuvieron Uri Riotman, representante legal de la compañía y Pablo González, excomisionado Presidencial del Agua; ambos hoy están detenidos por este caso.

Una “fórmula mágica” que resultó ser agua

Cuando Roxana Baldetti olió el agua del lago de Amatitlán, lo hizo para disipar las sospechas que existían respecto a qué materiales componen el químico que se utilizaría para la limpieza. Las primeras dudas llegaron del Congreso, pues varios diputados solicitaron a la empresa los detalles de la “fórmula”.

M. Tarcic Engineering, Ltd se negó. Por los derechos de patente, dijeron.

Sin imaginar aún que meses después renunciaría a su cargo, Baldetti defendió el uso de la fórmula. En aquella ocasión pidió el beneficio de la duda. Incluso dijo que en seis meses invitaría a los periodistas a comer mojarras del lago.

Entre sospechas y silencio, un estudio de la Fiscalía de Delitos Contra el Medio Ambiente de Guatemala dio como resultado que el producto por el que el Estado pagó más de 20 millones de quetzales, y por el que aún estaba por emitir otros 115 millones, estaba compuesto en un 98% por agua salada.

Esto permitió que la Contraloría General de Cuentas denunciara a Amsa por no recuperar los 22.8 millones de quetzales que se pagó por el contrato. También que el caso fuera investigado por la Comisión Internacional Contra la Corrupción en Guatemala (CICIG) en conjunto con el Ministerio Público.

También la Procuraduría General de la Nación solicitó que se embargaran las cuentas y propiedades de la empresa que vendió la “fórmula mágica”. El contrato fue anulado unos meses después por el expresidente Otto Pérez Molina, también detenido por el caso La Línea.

Ligados a proceso

El pasado jueves 10 de marzo de 2016, Roxana Baldetti, su hermano Mario, y otras 13 personas quedaron ligadas a proceso por el caso Amatitlán.

A la exvicemandataria se le acusó de utilizar su cargo para facilitar el contrato. Mientras tanto, Mario Baldetti, según las investigaciones, funcionó como intermediario; por lo que también será procesado por tráfico de influencias.

Aunque durante su mandato la exvicepresidenta defendió la “fórmula mágica”, el jueves, durante la audiencia, repitió: “Soy inocente”.

POST TAGS:

pepbalcarcel@gmail.com

Pep es escritor y periodista guatemalteco. Posee estudios en lengua y literatura por la Universidad Francisco Marroquín. Ha colaborado con los medios Nómada, Diario Digital, PanAm Post, esQuisses y ContraPoder. Publicó los libros Obelisco 65, Ángeles de Heroína, Canto Esquizofrénico y Los ojos de lo insano.

Review overview
NO COMMENTS

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: